La tècnica del bumping

15 septiembre, 2016

Si bien estas son las técnicas de fuerza más corrientes que me he encontrado en mi carrera como cerrajero al visitar a víctimas de robos para instalarles nuevos bombines de alta seguridad y evitar reincidencias, hay otro tipo de técnicas que se contrarrestan con otros mecanismos que ahora veremos: las técnicas de habilidad, que no emplean fuerza bruta sino destreza, y que cualquiera con un mínimo de práctica y pericia puede llevar a cabo sin problemas. Por lo tanto, debemos protegernos también de las técnicas de habilidad: el bumping, la ganzúa, el amaestramiento de llaves y la copia no deseada.

El bumping es una técnica de la que hoy en día todo el mundo ha oído hablar por los estragos que ha hecho en España al existir centenares de miles de viviendas protegidas con bombines altamente vulnerables a esta técnica. La técnica del bumping consiste en instroducir en el bombín una llave con los dientes recortados al nivel mínimo para ese tipo de llave, que los ladrones conocen al ver el bombín, su marca y modelo, y para los que van preparados con llaves que traen en sus operaciones delictivas. Con la llave modificada introducida, golpean su cabezal con un simple destornillador o zapato, haciendo saltar los muelles del interior del bombín en cada pequeño golpe, mientras mantienen la llave presionada en posición de giro. En un momento dado que suele rondar entre los 30 segundos y los 2 minutos si el golpeo es constante, los muelles del interior del cerrojo, que saltan hasta el tope al no encontrar resistencia en la llave modificada, se alinean desbloqueando la posición de giro y permitiendo la rotación del núcleo. Al tener la llave bajo presión, esa milésima de segundo es suficiente para girar el cilindro y abrir la puerta sin hacer ruido, dejar marcas o huellas ni armar escándalos.

llaves-bumping

El robo por bumping, además, es imposible de utilizar como prueba de delito ya que no deja ninguna señal en el cilindro, con lo que podría encontrarse con dificultades para cubrir ese robo con su seguro del hogar si la compañía se niega a reconocer el robo al no existir evidencias de él. La forma de evitar el bumping es instalando un cilindro de seguridad antibumping como los que instalo yo como profesional cerrajero, cilindro que dispone de contrarresortes que evitan el salto de los muelles al golpear el bombín, con lo que la técnica deja de ser efectiva. Revise su bombín y si tiene más de 15 años de antigüedad, cámbielo para evitar sufrir el silencioso robo del bumping: se lo cambiaremos a un precio más que asequible.

Otra de las técnicas empleadas por los cacos es la clásica ganzúa, que desplaza el núcleo inutilizando los resortes que bloquean su giro. Igual que en el caso del bumping, de puede evitar con un bombín de alta seguridad con contrarresortes que protejan los muelles de manipulaciones indeseadas, así que tiene fácil solución.

bombillo-antibumping-mt5

La copia de llaves es una de las técnicas de robo más frecuentes y se produce al pecar de exceso de confianza y buena voluntad, cuando alguien realiza una copia de unas llaves que le confiamos en su momento, o bien anteriores propietarios o personas que hayan tenido acceso a la vivienda con anterioridad a nosotros. Como comentamos en otro post, esto se evita cambiando los bombines cuando entramos en una nueva vivienda o propiedad, asegurándonos que somos los únicos que poseemos copias de las llaves de la nueva cerradura, proporcionada por su cerrajero de confianza y que nadie más en el mundo puede tener.

Cambie ya su viejo bombín por uno nuevo de alta seguridad y evite robos en su hogar y sorpresas a su familia.